El TC rechaza el recurso de Iberdrola y da por bueno el impuesto eléctrico del 7%

2018-07-12 || Energías Renovables

El Tribunal Constitucional ha avalado el Impuesto sobre el Valor de la Producción de Energía Eléctrica (IVPEE) que el Gobierno del PP implantó en 2012 y que supone una recaudación estimada de 1.574 millones, lo que supone más de 5.000 millones de euros desde que se aplica. El Constitucional, que responde a las dudas planteadas el 29 de enero por el Tribunal Supremo, considera que no hay doble imposición y que el impuesto no se solapa con otros tributos.

La resolución, a la que ha tenido acceso El Confidencial, parte de un recurso de Iberdrola pero supone un varapalo para grandes eléctricas y miles de pequeños productores de renovables que tenían pleitos por la misma cuestión. Aunque su afección sobre las cuentas de resultados de cada uno es diferente.

El pleno del Constitucional se reunió el pasado 20 de junio para debatir si era constitucional o no el tributo, uno de los pilares de la reforma eléctrica del PP para atajar el déficit de tarifa. Si bien es cierto que el Supremo no albergaba dudas sobre la compatibilidad del impuesto a la generación con el IVPEE, ya que el primero es directo y el segundo indirecto, lo que implica que lo sometido a gravamen en uno y otro sea distinto, aunque en ambos el sujeto sea el productor de energía eléctrica. El impuesto IVPEE fue uno de los empeños del Gobierno del PP y las eléctricas han hecho todo lo posible por echarlo abajo.

Según Pablo Corredoira, director de Haz Energía, “el hecho de sancionar un impuesto de ‘carácter medioambiental’ que grava por igual a todas las tecnologías de generación, ya sea una biomasa o una central del carbón, es un ataque a la inteligencia de los productores renovables. La realidad es que se trata de un impuesto que tiene una motivación puramente recaudatoria y que tiene como único objetivo reducir el déficit de tarifa a costa, como siempre, de los grandes damnificados del sector, que no son otros que los productores del régimen especial”.

Para Corredoira, “la derogación del recurso de inconstitucionalidad del IPVEE supone una mala noticia para todos aquellos productores que reciban la mayor parte de su retribución por la vía del mercado eléctrico pero, por otro lado, libra de un potencial problema al sistema eléctrico y a los sujetos regulados, principalmente a aquellos como los productores fotovoltaicos, termosolares o de biomasa cuyos ingresos proceden en su mayoría de retribución


→ Volver a la sección de noticias