Autoconsumo con almacenamiento, la vanguardia de la fotovoltaica.

2018-06-26 || Energías renovables

La significativa bajada de precios en los sistemas de almacenamiento ha hecho que el mercado de autoconsumo conectado a red con baterías haya crecido rápidamente en los últimos años. En Alemania, por ejemplo, se instalan alrededor de 35.000 sistemas al año de hasta 10 kWp y con capacidades de batería entre los 7-10 kWh. Es cierto que Alemania y otros países en Europa mantienen incentivos que promueven estos sistemas. En España, su crecimiento es más tímido, pero hay un gran interés por parte tanto de profesionales como de particulares. Gracias a nuestra mayor producción solar las ratios se invierten y se suele instalar más capacidad de baterías que potencia de paneles.

El objetivo principal de las baterías en instalaciones residenciales, y en general, es almacenar el exceso de producción fotovoltaica para poderla usar posteriormente. ¿Y esto es rentable? Hay diversos motivos por los que un cliente final decide incorporar almacenamiento en su instalación. De hecho, en muchos casos la rentabilidad económica está detrás de factores de decisión como la conciencia medioambiental, la seguridad, la independencia energética, etc. Sin embargo, la bajada de precios de las baterías, en especial en tecnologías basadas en Litio, hace que cada vez este argumento tenga más peso.

¿Cuánto cuesta?

¿Cuánto cuesta el kWh autoproducido? ¿Cuánto cuesta el kWh almacenado en nuestras baterías? Estas son las preguntas que debemos contestar para poder compararlo con el precio del kWh que tengamos contratado. Actualmente un contrato doméstico está alrededor de 13 céntimos de euro por kWh (sin IVA). Pues bien, ya sabemos que el autoconsumo instantáneo es claramente rentable. Los costes de producción (LCOE) están entre 3 y 6 céntimos por kWh, en función del tamaño de la planta y la dificultad de ejecución.

Con respecto al kWh almacenado en baterías de Litio, gracias a su capacidad de descarga cercana al 100% sin perder vida útil y a la mejora de precio de los últimos años, ya estamos en valores alrededor de los 10 céntimos por kWh, teniendo en cuenta 6.000 ciclos útiles de la batería. Es decir, estamos en un punto de partida muy interesante para valorar la introducción de baterías en nuestro autoconsumo, en función de la evolución que tengan los precios de los sistemas de almacenamiento y de la electricidad.

El potencial cliente auto-consumidor, y también el profesional, si leen estas primeras líneas se harán una serie de preguntas: ¿añado almacenamiento a mi autoconsumo? ¿Qué tecnología y capacidad de batería? ¿Cómo cargo las baterías, desde el lado de continua, alterna o ambos? Si no decido poner baterías hoy ¿podré hacerlo más delante de forma sencilla y barata?

La respuesta de Kostal:

Kostal se ha hecho las mismas preguntas y ha dado respuestas renovando su gama de inversores con las series trifásicas Plenticore plus y monofásicas PIKO MP plus. Ambas familias incorporan una entrada CC para poder cargar las baterías de Litio de alto voltaje sin necesidad de un inversor cargador adicional. Esa misma entrada puede funcionar con paneles solares o gestionar la carga/descarga de una batería de alto voltaje.

Los inversores Plenticore plus plantean un concepto innovador. El cliente adquiere un inversor de conexión a red con tres entradas MPPT; más adelante, si lo desea, puede activar una entrada para la conexión de baterías. También se podrá cargar las baterías desde corriente alterna, especialmente útil si tenemos otra generación renovable en paralelo.

Las primeras baterías homologadas son las de los reconocidos fabricantes BYD, Kreisel y SONY (Murata). Está prevista la homologación de más fabricantes. Los inversores Plenticore y PIKO MP plus están disponibles a partir de julio de 2018.

Esquema de instalación de autoconsumo con el inversor trifásico Plenticore de Kostal

El autoconsumo con almacenamiento no es nuevo para Kostal. Hace más de tres años desarrolló su primer equipo para baterías, el inversor PIKO BA. Con este inversor, numerosos clientes en España y Portugal ya disfrutan de autoconsumos con ratios de aprovechamiento solar cercanos al 100%. El ejemplo más reciente en nuestro país es la empresa Arico Forest, dedicada a trabajos forestales y jardinería. La empresa instaladora que confió en los productos de Kostal fue Empordà Solar, y el material fue suministrado por AS Solar.

En concreto el sistema cuenta con el modelo PIKO 6.0 BA de 6 kW, dos entradas MPPT y una entrada de batería a la que se conectó una batería B-Box H10 de BYD, con 9 módulos en serie alcanzando 11,5 kWh y una tensión de trabajo de 460V. Gracias a la carga en CC y las baterías de alto voltaje el sistema consigue bajas pérdidas de transformación.

La gráfica muestra el comportamiento del sistema durante el día 21 de mayo de 2018. En este caso se aprovechó el 100% de la energía fotovoltaica producida y se alcanzó un 70% de autonomía energética, que no fue necesario consumir de la red.

Si observamos el comportamiento en una semana completa de funcionamiento, vemos como el ratio de autoconsumo se mantiene cerca del 100% y el grado de autosuficiencia baja cerca del 60%. Las baterías en sistemas de autoconsumo conectado a la red deben perseguir ese objetivo, auto-consumir el 100% de la producción fotovoltaica. “En Kostal siempre recomendamos antes de calcular la capacidad de las baterías a instalar, acoplar al máximo el consumo a la producción”, afirman desde la empresa.


→ Volver a la sección de noticias